BEATO FRANCISCO JAVIER SEELOS

Canto: A todos los pueblos.
 
Lectura de la Segunda Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 4, 1-2.5-7
Hermanos:
Encargados de este ministerio por misericordia de Dios, no nos acobardamos; al contrario, hemos renunciado a la clandestinidad vergonzante, dejándonos de intrigas y no adulterando la palabra de Dios; sino que, mostrando nuestra sinceridad, nos recomendamos a la conciencia de todo hombre delante de Dios.
Nosotros no nos predicamos a nosotros mismos, predicamos que Cristo es Señor, y nosotros siervos vuestros por Jesús. El Dios que dijo: ‘Brille la luz del seno de la tiniebla’ ha brillado en nuestros corazones, para que nosotros iluminemos, dando a conocer la gloria de Dios, reflejada en Cristo.
Este tesoro lo llevamos en vasijas de barro, para que se vea que una fuerza tan extraordinaria es de Dios y no proviene de nosotros.
Palabra de Dios.
 
Salmo 95
R/ Contad las maravillas del Señor a todas las naciones
Cantad al Señor un cántico nuevo,
cantad al Señor, toda la tierra;
cantad al Señor, bendecid su nombre.
R/ Contad las maravillas del Señor a todas las naciones
Proclamad día tras día su victoria,
contad a los pueblos su gloria,
sus maravillas a todas las naciones.
R/ Contad las maravillas del Señor a todas las naciones
Familias de los pueblos, aclamad al Señor,
aclamad la gloria y el poder del Señor,
aclamad la gloria del nombre del Señor.
R/ Contad las maravillas del Señor a todas las naciones
Decid a los pueblos:
‘El Señor es rey, él afianzó el orbe, y no se moverá;
él gobierna a los pueblos rectamente.
R/ Contad las maravillas del Señor a todas las naciones
 
Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 16, 15-20
En aquel tiempo se apareció Jesús a los Once, y les dijo: ‘Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice, se salvará; el que se resista a creer, será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos, y si beben un veneno mortal no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos y quedarán sanos’. Después de hablarles, el Señor Jesús, ascendió al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos fueron y proclamaron el Evangelio por todas partes, y el Señor actuaba con ellos y confirmaba la Palabra con los signos que los acompañaban.
Palabra del Señor.
 
Oración.
Oh Dios, que has otorgado
una insigne caridad
al Beato Francisco Javier Seelos, presbítero,
y lo has enviado
a proclamar el misterio de la redención
y a consolar a los afligidos,
concédenos –por su intercesión–
la gracia de trabajar
con celo por tu gloria
y por la salvación
de los seres humanos.
Por nuestro Señor Jesucristo.
 
Santos del día:
Astiero, confesor; Plácido, Eutiquio, Victorino, Donato, Firmato, Flaviana, Palmacio, mártires; Caritina, virgen y mártir; aurea, Flavina, Flora, Faustina Kowalsca, vírgenes; Froilán, Gala, Apolinar, Atilano, Diviciano, Marcelino, Masalvio, obispos; Traseas, obispo y mártir; Tranquilino Ubiarco Robles, sacerdote y mártir; Firmato, diácono; Mauro, Plácido, Simón, monjes; Aimardo, Mauricio, abades.

Oración Beato Francisco Javier Seelos.

 

Responder