SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO

SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO

Baruc 5, 1-9. Jerusalén, despójate del vestido de luto y aflicción que llevas, y vístete las galas perpetuas de la gloria que Dios te concede. Envuélvete ahora en el manto de la justicia de Dios, y ponte en la cabeza la diadema de la gloria del Eterno, porque Dios mostrará tu esplendor a cuantos habitan bajo el cielo. Dios te dará un nombre para siempre:...

INMACULADA CONCEPCIÓN DE MARÍA

INMACULADA CONCEPCIÓN DE MARÍA

Génesis 3, 9-15.20. Después de comer Adán del árbol, el Señor Dios lo llamó y le dijo: «¿Dónde estás?» Él contestó: «Oí tu ruido en el jardín, me dio miedo, porque estaba desnudo, y me escondí». El Señor Dios le replicó: «¿quién te informó de que estabas desnudo?, ¿es que has comido del árbol del que te prohibí comer?» Adán...

PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO

PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO

Jeremías 33,14-16. Ya llegan días -oráculo del Señor- en que cumpliré la promesa que hice a la casa de Israel y a la casa de Judá. En aquellos días y en aquella hora suscitaré a David un vástago legítimo que hará justicia y derecho en la tierra. En aquellos días se salvará Judá, y en Jerusalén vivirán tranquilos, y la llamarán así: “El Señor...

Domingo, 25 de noviembre

Domingo, 25 de noviembre

Daniel 7, 13-14. Seguí mirando. Y en mi visión nocturna vi venir una especie de hijo de hombre entre las nubes del cielo. Avanzó hacia el anciano y llegó hasta su presencia. A él se le dio poder, honor y reino. Y todos los pueblos, naciones y lenguas lo sirvieron. Su poder es un poder eterno, no cesará. Su reino no acabará. Salmo 92. EL SEÑOR REINA,...

Domingo 33 del Tiempo Ordinario

Domingo 33 del Tiempo Ordinario

Daniel 12, 1-3. Por aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que se ocupa de los hijos de tu pueblo; serán tiempos difíciles como no los ha habido desde que hubo naciones hasta ahora. Entonces se salvará tu pueblo: todos los que se encuentran inscritos en el libro. Muchos de los que duermen en el polvo de la tierra despertarán: unos para vida...

Treinta y dos del Tiempo Ordinario

Treinta y dos del Tiempo Ordinario

1 Reyes 17, 10-16. En aquellos días, se alzó el profeta Elías y fue a Sarepta. Traspasaba la puerta de la ciudad en el momento en el que una mujer viuda recogía por allí leña. Elías la llamó y le dijo: «Tráeme un poco de agua en el jarro, por favor, y beberé». Cuando ella fue a traérsela, él volvió a gritarle: «Tráeme, por favor, en tu mano un...

Treinta y uno del Tiempo Ordinario

Treinta y uno del Tiempo Ordinario

Deuteronomio 6, 2-6. Moisés habló al pueblo, diciendo: «Teme al Señor, tu Dios, tú, tus hijos y nietos, y observa todos sus mandatos y preceptos que yo te mando, todos los días de tu vida, a fin de que se prolonguen tus días. Escucha, pues, Israel, y esmérate en practicarlos, a fin de que te vaya bien y te multipliques, como te prometió el Señor, Dios...

TODOS LOS SANTOS

TODOS LOS SANTOS

Apocalipsis 7, 2-4. 9-14. Yo, Juan, vi a otro ángel que subía del oriente llevando el sello del Dios vivo. Gritó con voz potente a los cuatro ángeles encargados de dañar a la tierra y al mar, diciéndoles: «No dañéis a la tierra ni al mar ni a los árboles hasta que sellemos en la frente a los siervos de nuestro Dios». Oí también el número de los...

Treinta del Tiempo Ordinario

Treinta del Tiempo Ordinario

Jeremías 31, 7-9. Esto dice el Señor: «Gritad de alegría por Jacob, regocijaos por la flor de los pueblos; proclamad, alabad y decid: “¡El Señor ha salvado a su pueblo, ha salvado al resto de Israel!”. Los traeré del país del norte, los reuniré de los confines de la tierra. Entre ellos habrá ciegos y cojos, lo mismo preñadas que paridas: volverá...

Domingo 29 del Tiempo Ordinario

Domingo 29 del Tiempo Ordinario

Isaías 53, 10-11. El Señor quiso triturarlo con el sufrimiento, y entregar su vida como expiación: verá su descendencia, prolongará sus años, lo que el Señor quiere prosperará por su mano. Por los trabajos de su alma verá la luz, el justo se saciará de conocimiento. Mi siervo justificará a muchos, porque cargó con los crímenes de ellos. Salmo...

Veintiocho del Tiempo Ordinario

Veintiocho del Tiempo Ordinario

Sabiduría 7, 7-11. Supliqué, y me fue dada la prudencia, invoqué, y vino a mí el espíritu de sabiduría. La preferí a cetros y tronos y a su lado en nada tuve la riqueza. No la equiparé a la piedra más preciosa, porque todo el oro ante ella es un poco de arena y junto a ella la plata es como el barro. La quise más que a la salud y la belleza y la...

Veintiséis del Tiempo Ordinario

Veintiséis del Tiempo Ordinario

Números 11, 25-29. En aquellos días, el Señor bajó en la Nube, habló con Moisés y, apartando algo del espíritu que poseía, se lo pasó a los setenta ancianos. En cuanto se posó sobre ellos el espíritu, se pusieron a profetizar. Pero no volvieron a hacerlo. Habían quedado en el campamento dos del grupo, llamados Eldad y Medad. Aunque eran de los...

Veinticinco del Tiempo Ordinario

Veinticinco del Tiempo Ordinario

Sabiduría 2, 12. 17-20. Se decían los impíos: «Acechemos al justo, que nos resulta fastidioso: se opone a nuestro modo de actuar, nos reprocha las faltas contra la ley y nos reprende contra la educación recibida. Veamos si es verdad lo que dice, comprobando cómo es su muerte. Si el es justo hijo de Dios, él lo auxiliará y lo librará de las manos de sus...

Veinticuatro del Tiempo Ordinario

Veinticuatro del Tiempo Ordinario

Isaías 50, 5-10a. El Señor Dios me abrió el oído; yo no resistí ni me eché atrás. Ofrecí la espalda a los que me golpeaban, las mejillas a los que mesaban mi barba; no escondí el rostro ante ultrajes ni salivazos. El Señor Dios me ayuda, por eso no sentía los ultrajes; por eso endurecí el rostro como pedernal, sabiendo que no quedaría defraudado. Mi...

Veintitrés del Tiempo Ordinario

Veintitrés del Tiempo Ordinario

Isaías 35, 4-7a. Decid a los inquietos: «Sed fuertes, no temáis. ¡He aquí vuestro Dios! Llega el desquite, la retribución de Dios. Viene en persona y os salvará». Entonces se despegarán los ojos de los ciegos, los oídos de los sordos se abrirán; entonces saltará el cojo como un ciervo y cantará la lengua del mudo, porque han brotado aguas en el...