Natividad

Dirección: Catherine Hardwicke.

Guión: Mike Rich.

País: USA.

Año: 2006.

Duración: 90 minutos.

Género: Drama.

Reparto: Keisha Castle-Hughes (María), Oscar Isaac (José), Hiam Abbass (Ana), Shaun Toub (Joaquín), Alexander Siddig (Arcángel Gabriel), Stanley Townsend (Zacarías), Ciarán Hinds (rey Herodes), Shohreh Aghdashloo (Isabel)…

Estreno en USA y España: 01.12.06.

 

Sinopsis

El relato fílmico nos presenta a la adolescente María, hija de Joaquín y Ana, cuya vida en Nazaret transcurre de manera normal, dentro de las limitaciones que impone la pobreza de sus padres y los reiterados impuestos reclamados año tras años por los soldados del rey Herodes. Por ello, cuando José pide su mano, Joaquín y Ana aceptan gustosos este compromiso para su hija. Poco después, el arcángel Gabriel se hace presente a María y le da a entender que ha sido elegida por Dios para dar a luz un hijo, al que ha de poner el nombre de Jesús y que cambiará la suerte de Israel. A partir de este momento se suceden en la vida de esta muchacha sencilla acontecimientos inesperados e insólitos, para los que ni ella ni José tienen explicación. Se inicia, así, para ellos un arduo peregrinaje interior –cómo integrar el Misterio de Dios en la insignificante normalidad de su existencia–, a la vez que exterior: María viaja a Ain Karim para visitar a su prima Isabel que espera a Juan; María y José se desplazan a Belén para empadronarse; allí, en circunstancias extremas de pobreza, nace Jesús; pastores de la comarca y personajes importantes extranjeros se encuentran con él; la familia se ve obligada a huir a Egipto ante la cruenta persecución desencadenada por Herodes contra niño recién nacido…

La puesta en escena cinematográfica

Desde el punto de vista narrativo, el film hace suyos casi literalmente los textos evangélicos sobre la infancia de Jesús, poniendo en escena los episodios más significativos y populares referidos a María.

Desde el punto de vista formal, Hardwicke opta por un tratamiento bastante convencional, exhibiendo sobre todo una fotografía esplendorosa sabiamente filtrada, con planos llenos de colorido y contrastes lumínicos, con paisajes de bella factura…; con una banda sonora armoniosa y sensitiva…

La reconstrucción ambiental constituye probablemente uno de los aspectos más conseguidos. La realizadora logra situar los exiguos datos de los relatos bíblicos en un plausible contexto colorista, que rellena los vacíos histórico-socio-culturales en que se mueve la existencia cotidiana de María en la Nazaret de la época. Apunta datos creíbles sobre la dureza de la ocupación militar romana, las costumbres del pueblo, los viajes, las relaciones familiares, la indumentaria, la forma de vivir… Aplica a los relatos un cuidadoso tratamiento visual y auditivo, reflejando multitud de detalles entrañables. Hardwicke lleva a cabo esa reconstrucción con gran mimo y esmerados toques de ternura, esforzándose por describir la “normalidad” de la existencia de María y, a la vez, dar cauce en ella a la “irrupción del misterio de Dios”.

La estampa de María y de la Navidad

Filmes sobre Jesús y María de Nazaret suelen defraudar a muchos espectadores. Nos dejan insatisfechos comprensiblemente, ya que es muy difícil que las sensibilidades de sus realizadores coincidan con las de todos los espectadores. Cada uno de nosotros es portador de una imagen de Jesús o María, que ha forjado a lo largo del tiempo como fruto de una formación y unas vivencias religiosas heterogéneas y hasta dispares. Sin duda, en el caso de Natividad puede suceder algo de esto. Pero, más que decepcionados, deberíamos sentirnos interpelados a confrontar con las fuentes cristianas la forma –a veces acrítica e infantil– con que la hemos fijado en nuestro mundo vivencial cristiano.

1     El Nuevo Testamento

En él existen dos retratos sobre el nacimiento de Jesús (en los Evangelios de Mateo y Lucas). La mayoría de los estudiosos están de acuerdo en que ambos se escribieron después del año 70 d. C.; es decir, unos 40 años después de la muerte de Jesús. Los datos de las dos versiones no son completamente coincidentes. Aunque la Iglesia cristiana de los primeros tiempos tuvo gran interés en la vida de Jesús, no se conocía mucho sobre sus primeros años. De ahí que los evangelistas tuvieron que reconstruirla historia. Fuerade los relatos de Mateo y Lucas, la infancia de Jesús no aparece en el Nuevo Testamento, aunque es un tema muy tratado en los “evangelios apócrifos” o no canónicos.

2     El guión del film no es un documento científico

En él, Hardwicke procede a una reproducción literal (casi “literalista”) y acrítica de los textos evangélicos, sin tener en cuenta las aportaciones de la exégesis actual, que los encuadra en un contexto muy matizado, tanto literaria como teológicamente. Según esta exégesis, los datos que esos relatos recogen en formato de “historia” responden más bien a un proceso de reconstrucción “hagiográfica”. Los autores sagrados utilizaron para ello un género literario que los biblistas conocen como “midrash“: una reconstrucción de los hechos, a menudo creativa y basada en pasajes extraídos de los profetas y de otros escritos sagrados. Por lo demás, el guión trata los episodios evangélicos seleccionados con respeto y ternura.

3     La estampa resultante de María

El film se acerca a María y a José como epicentros de la historia del nacimiento de Jesús. Inseparable del contexto socio-cultural en que se mueve, esta familia joven afronta el misterio de Dios a unos niveles de profundidad que sobrepasan toda comprensión humana. Se ve sometida a la prueba de fe, pero también a la de fidelidad y confianza mutua en situaciones límite para el amor y la misma subsistencia humana. La cinta discurre buscando el difícil equilibrio de plasmar el lado humano de sus personajes, a la vez que de dejar cabida al misterio divino de que son portadores.

 

 

Responder