Oración 24 noviembre 2017

CANTO: Canta mi alma a Dios.
 
1ª LECTURA:  Macabeos 4, 36-37. 52-59
En aquellos días, Judas y sus hermanos propusieron:
«Nuestros enemigos están vencidos; subamos, pues, a purificar el santuario y a restaurarlo».
Se reunió toda el ejército y subieron al monte Sion.
El año ciento cuarenta y ocho, el día veinticinco del mes noveno (es decir, Casléu), todos madrugaron para ofrecer un sacrificio, según la ley, en el nuevo altar de los holocaustos que habían reconstruido. Precisamente en el aniversario del día en que lo habían profanado los gentiles, lo volvieron a consagrar, cantando himnos y tocando cítaras, laúdes y timbales. Todo el pueblo se postró en tierra adorando y alabando al Cielo, que les había dado el triunfo.
Durante ocho días celebraron la consagración, ofreciendo con alegría holocaustos y sacrificios de comunión y de alabanza. Decoraron la fachada del santuario con coronas de oro y escudos. Restauraron también el portal y las dependencias, poniéndoles puertas. El pueblo celebró una gran fiesta, que invalidó la profanación de los gentiles.
Judas, con sus hermanos y toda la asamblea de Israel, determinó que se conmemorara anualmente la nueva consagración del altar con solemnes festejos, durante ocho días a partir del veinticinco del mes de Casléu.
Palabra de Dios.
 
SALMO: 1Cro 29, 10bc . 11abc.11d-12a. 12bcd
ANTÍFONA: Alabamos tu nombre glorioso, Señor.
Bendito eres, Señor, Dios de nuestro padre Israel,
por los siglos de los siglos.
Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,
la gloria, el esplendor, la majestad,
porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra.
Tú eres rey y soberano de todo.
De ti viene la riqueza y la gloria.
Tú eres Señor del universo,
en tu mano está el poder y la fuerza,
tú engrandeces y confortas a todos.
ANTÍFONA: Alabamos tu nombre glorioso, Señor.
 
EVANGELIO: San Lucas 19, 45-48
En aquel tiempo, Jesús entró en el templo y se puso a echar a los vendedores, diciéndoles:
«Escrito está: “Mi casa será casa de oración”; pero vosotros la habéis hecho una “cueva de bandidos”».
Todos los días enseñaba en el templo.
Por su parte, los sumos sacerdotes, los escribas y los principales del pueblo buscaban acabar con él, pero no sabían que hacer, porque todo el pueblo estaba pendiente de él, escuchándolo.
Palabra del Señor
 
ORAR CON LOS SANTOS: 
Eterno Padre, por el amor de Jesucristo ayúdame y no permitas que deje de encomendarme cuando sea tentado. Seguro estoy de tu socorro si a ti recurro. Pero temo olvidarme de rezar por negligencia mía, y que eso sea la causa de perder la gracia, la suprema ruina que sucederme pueda. Por los méritos de Jesús dame la gracia de orar, pero una gracia abundante, que me haga rezar siempre y rezar como se debe.(San Alfonso Mª de Ligorio)
 
SANTOS DEL DÍA:
Andrés Kim, Dung-Lac y compañeros mártires de Corea, Crisógono, Alejandro, Flora y María, Fermina, Crescenciano, Felicísimo, mártires; Bálsamo, Porciano, abades; Hermógenes, Colman, Flaviano, Hoardón, Protasio, Leonino, obispos; Menefreda, virgen; Marino, monje; Román, presbítero.

Viernes 24 noviembre 2017

 

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.