PEREGRINACIÓN DE FE Y LUZ: “POR UNA IGLESIA INCLUSIVA, ABRACEMOS A LAS PERSONA CON CAPACIDADES ESPECIALES”

En la mañana del sábado, 1 de Diciembre, en Mérida, la Comunidad “Eulalia” de Fe y Luz, ubicada en la Parroquia del Perpetuo Socorro, convocó a parroquias y comunidades cristianas, a colectivos y asociaciones que trabajan en el ámbito de la persona con capacidades especiales, a celebrar el Día Internacional de la Discapacidad, haciendo una peregrinación desde la Basílica de Santa Eulalia hasta la Concatedral de Santa María. Queríamos caminar juntos, personas con capacidades diferentes, familias, amigos y consiliario, por llamar la atención, sobre todo, de nuestra Iglesia para que la persona  especial  tenga su lugar, su espacio y su protagonismo en nuestra pastoral y evangelización.  Las comunidades de Fe y Luz son grupos donde el centro lo ocupa la persona con discapacidad intelectual y quieren poner en valor el tesoro de Dios que hay en cada una de ellas. Las familias se sienten partícipes de la amistad que otras personas entablan con sus hijos y, a través, del encuentro, la fiesta, la Eucaristía y el compromiso de amor mutuo se va construyendo una auténtica comunidad de fe, iluminada por la el Espíritu de Jesús.

Ahora mismo, hay 1.700 comunidades repartidas por el mundo.

La peregrinación tuvo un ambiente festivo y alegre. Fuimos haciendo paradas para leer trozos de la Carta de Fe y Luz, donde se define su identidad, y cantando canciones del repertorio feyluciano. Los textos fueron leídos por las mismas personas con capacidades especiales y terminamos en Santa María rezando juntos la oración de Fe y Luz que dice: “Enséñanos a descubrir tu rostro y tu presencia en todos nuestros hermanos y hermanas, especialmente en los más débiles.”

Víctor Ballesteros, redentorista, consiliario de Fe y Luz

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.