Petición por Haití, carta de P. Michael Brehl (Superior General)

Ayuda para Haití, carta del Superior General

Hermanos, hermanas, asociados y amigos,

Paz a todos vosotros en Cristo Jesús, nuestro Redentor, mientras nos preparamos para celebrar este fin de semana la fiesta de nuestro hermano, San Gerardo Majella, C.Ss.R!

Como saben, el huracán Matthew ha pasado por el Caribe causando grandes pérdidas de vidas y enormes daños y destrucción. Esta devastación ha sido la más grave en el país de Haití. Lloramos con todas aquellas familias que han perdido seres queridos. Estamos agradecidos de que todos nuestros hermanos sobrevivieron sin sufrir graves lesiones. Al mismo tiempo reconocemos la gran necesidad de ayuda inmediata con alimentos, medicinas y otras necesidades, así como lo que costará a largo plazo la reconstrucción. Haití aún se está recuperando del terremoto del 2010. Y ahora han sufrido otro gran golpe.

El Santo Padre ha confiado el pueblo de Haití a los brazos maternales de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, patrona de Haití. Como una comunidad en Roma, celebraremos la Eucaristía delante del icono original por las intenciones de la gente de Haití el sábado 15 de octubre. Seguiremos pidiendo por el pueblo de Haití en nuestras oraciones.

Muchos Provinciales y otros hermanos han preguntado cómo pueden enviar una ayuda económica. Algunos han dispuesto colectas especiales en sus parroquias e iglesias. A otros les gustaría hacer una donación. El Gobierno General agradece infinitamente todas estas donaciones. Por favor, enviarlas al Economato en la forma ordinaria, pero asegúrandose de que incluya “Ayuda para Haití” en la transferencia de fondos. Todos los hermanos o hermanas o amigos que quieran contribuir son bienvenidos a hacerlo a través de su (V)Provincia Redentorista locales o su Misión. A medida que la situación se vuelva más clara, la Región de Puerto Príncipe, Haití, hará planes más concretos para la reconstrucción. Mientras tanto, queremos responder de la mejor manera posible a las necesidades inmediatas y urgentes. Gracias por toda vuestra generosidad.

Que Nuestra Madre del Perpetuo Socorro, que estaba de pie cerca de su Hijo en la cruz, esté muy cerca y acompañe a la población que sufre en Haití.

Su hermano en el Redentor,

Michael Brehl, C.Ss.R.

Responder