Crónica – Congreso Europeo sobre el Perpetuo Socorro

Congreso Europeo sobre el Perpetuo Socorro

A comienzos del mes de mayo, del 3 al 7, se ha celebrado en Madrid el encuentro en torno al Perpetuo Socorro que la Conferencia de Europa ha organizado dentro de los actos de celebración de la tercera parte del Jubileo del Perpetuo Socorro en toda la Congregación.

Fue deseo del P. General que el jubileo no quedase sólo en el año en el que se cumplí­an los 150 años de la entrega del Icono por parte del Papa a la Congregación, sino que en 2017, bajo el lema Dadla a conocer”, se continuara con la labor de propagación de la devoción al Perpetuo Socorro y la profundización en el conocimiento del mismo.

Tras los encuentros de Brasil y Filipinas, la Conferencia de Europa convocó para el mes de mayo a toda la familia redentorista europea a un encuentro en Madrid que nos ayudase a conocer mejor nuestra espiritualidad mariana, profundizar en el conocimiento y devoción al Perpetuo Socorro y compartir experiencias de evangelización. Acudieron más de 80 personas de las diferentes Provincias de la Conferencia, laicos y religiosos, además del Superior General, P. Michael Brehl, el Consejero General, P. Pedro López, y el P. Jacek Zdrzalek, Coordinador de la Conferencia de Europa.

La comunidad del Perpetuo Socorro acogió el encuentro, que se desarrolló en el templo y en los salones de la misma. Además, un nutrido grupo de participantes se hospedó en las habitaciones de la casa.

El esquema del encuentro respondía a tres momentos de la vida de Marí­a: la escucha, la contemplación y el compartir. Siguiendo este esquema, cada una de las conferencias y actividades tuvo un tiempo para la escucha, un tiempo para la reflexión personal y un tiempo para el compartir en grupos, que resultó de gran riqueza para los participantes.

El encuentro comenzó el 3 de mayo con una eucaristí­a presidida por el P. General, en la que nos invitó a dejarnos contemplar por Marí­a, a acudir con ella, como verdaderos discípulos, a socorrer a los que más sufren.

El 4 de mayo, tras la oración de la mañana, nuestro cohermano Ví­ctor Chacón orientó nuestra reflexión en torno a las raíces de la espiritualidad mariana de la Congregación, haciendo un recorrido desde San Alfonso a la devoción al Perpetuo Socorro.

Por la tarde, Teresa Domí­nguez, Licenciada en arte y especialista en arte contemporáneo, nos ayudó a comprender mejor el sentido de los iconos desde la visión actual del arte.

A continuación, el P. Marek Kotysnki, de la Provincia de Varsovia, analizó cada una de las partes del Icono del Perpetuo Socorro, enfatizando algunos de sus aspectos desde una iluminación bí­blica.

El primer momento de escucha culminó con la celebración de la eucaristí­a ante la mirada de María, que pudimos contemplar en uno de los doce Iconos Misioneros que el Papa Francisco bendijo el pasado año y que nos ha acompañado durante todo el encuentro.

El viernes 5 de mayo fue un día dedicado especialmente a la contemplación. Nuestros hermanos de la iglesia oriental nos ayudaron a adentrarnos en el misterio del Icono para poder contemplar desde el corazón el mensaje de Dios escrito en él.

La mañana comenzó con una oración y una contemplación guiada del Icono, a la que siguió un tiempo personal de oración contemplativa, que nos permitió sumergirnos en la riqueza teológica y espiritual de nuestro Icono.

La segunda parte de la mañana la dedicamos a compartir nuestras propias experiencias en torno al Icono: vocación personal, misión, misericordia… fueron palabras que se repitieron el todos los grupos que tuvieron la oportunidad de enriquecerse con la experiencia que aportó cada uno.

Por la tarde, después de haber contemplado el Icono, varias Provincias compartieron con el auditorio las iniciativas y actividades que están llevando a cabo para promover la devoción al Icono y anunciar el evangelio a través de la presencia del Perpetuo Socorro en sus comunidades.

La Editorial Perpetuo Socorro tuvo en este tramo del encuentro un papel destacado, mostrando parte de su historia y explicando el sentido y la importancia de la misma en la extensión de la devoción al Perpetuo Socorro en España y Latinoamérica en el pasado, en el presente y de cara al futuro.

La experiencia de todo el día se recogió en la celebración de la eucaristí­a según el rito bizantino, que nos sorprendió por su belleza y singularidad. Los cohermanos de las Provincias orientales presidieron esta eucaristía llena de belleza.

La noche trajo consigo una vigilia de oración en la que pudimos poner a los pies de Marí­a todas nuestras necesidades y la vida misionera de cada unidad de la Conferencia en un ambiente de oración personal y comunitaria en el que la música y la palabra tuvieron un lugar destacado.

El sábado 6 de mayo, último dí­a del encuentro, comenzamos la mañana con la oración y, acto seguido, el P. General nos ofreció una conferencia en la que presentó los retos de evangelización que tienen planteados la Iglesia y la Congregación para el futuro, y cómo María, primera misionera, nos llama con su ejemplo y nos impulsa con su intercesión para que podamos anunciar como ella la Buena Noticia de la sobreabundante redención.

La tarde libre permitió a los participantes disfrutar de Madrid, de sus monumentos y de sus calles. Por la tarde la misa de clausura del encuentro nos sirvió también para sentirnos enviados en misión. El P. Provincial, José Luis Bartolomé, nos animó a sentirnos misioneros con María, anunciadores de la resurrección, formando parte de la familia redentorista, al servicio de la Iglesia.

Han sido unos días intensos en los que los asistentes al encuentro han valorado el encuentro de unos con otros y el compartir aquello que nos une en torno a la madre común. La gran mayoría ha destacado la necesidad de fomentar estos encuentros como lugares para compartir las experiencias, las nuevas ideas e iniciativas y fortalecer los lazos de unión y de pertenencia a la familia redentorista.

Queremos destacar el servicio silencioso y la disponibilidad de los laicos que, desde la devoción al Icono y el cariño a Marí­a, han trabajado como voluntarios tanto en la preparación como en el desarrollo del encuentro, poniendo todo su empeño para que todo fuera más fácil.

Juntos, laicos y religiosos, hemos experimentado con gozo que la presencia del Icono del Perpetuo Socorro en las comunidades redentoristas de toda Europa es siempre un motivo de profundización en la fe y de nueva esperanza en la evangelización a la que somos llamados por nuestro carisma.

Ha sido un oportunidad muy enriquecedora para muchos de nosotros, por la que damos gracias a Dios, conscientes de que, como nos dijo el P. General en su conferencia, tener el Icono con nosotros es un regalo de Dios y también una tarea inmensa de anuncio de la misericordia que se nos muestra en Marí­a.

Esperemos que este encuentro pueda dar frutos en cada comunidad y cada Provincia, para que podamos seguir profundizando en nuestra devoción a Marí­a y, con ella, en nuestra vocación misionera.

Jorge Ambel Galán C.Ss.R

Miembro de la Comisión Organizadora

Responder