Crónica – X Encuentro de San Alfonso

Celebración del X ENCUENTRO DE SAN ALFONSO – Del 15 al 20 de julio.

Y ya van diez. Éstas han sido las veces que hemos celebrado los encuentros de San Alfonso para laicos redentoristas.

Hace una década los iniciamos con vistas a organizarnos mínimamente los laicos que nos sentíamos atraídos por el carisma redentorista a y queríamos formar parte de esta familia religiosa. La idea inicial fue compaginar formación, vivencia y oración. La formación la hemos ido organizando en torno a unos talleres vespertinos (martes y miércoles) que giraran alrededor de tres ejes: la moral, la misión y la espiritualidad. Los tres siempre referidos al mundo redentorista. Se pretendía dar oportunidad a todos los participantes para poder recibir la formación de cada taller, por tanto se organizaron ciclos trienales (hasta ahora se realizaron dos ciclos: primer ciclo con los talleres: Aportación Moral Redentorista; Espiritualidad Redentorista; Dimensión evangelizadora de la Congregación; segundo ciclo: Häring, moral y no violencia; Donders, Seelos y Sarnelli: Redentoristas en el mundo de los abandonados; Clemente, la misión y los laicos.) y en los último años se añadió un nuevo taller dedicado al aspecto solidario (en este momento estamos en este tercer ciclo que ya es cuatrienal con los siguientes talleres: La Sobreabundancia de la redención: un criterio moral redentorista; Antonia de Oviedo y la mujer caída; La nueva evangelización; Ser solidario hoy). Esta formación específica en talleres ha tenido su complemento matutino (martes y miércoles igualmente) con algunas charlas a modo de ponencias marco sobre temas genéricos que afectaran a toda la familia redentorista.

La vivencia la hemos promocionado a través de los distintos momentos del día en que compartíamos nuestras experiencias a través de los gaudeamus nocturnos en forma de queimadas gallegas, aperitivos del mediodía, la cena de los sabores de la tierra (cada grupo o comunidad aporta un plato típico de su zona regado con un buen vino u otra bebida popular), la excursión del jueves a zonas cercanas… En éste último encuentro algunas noches han sido amenizadas con alguna actuación que ha implicado a todos los participantes o con una verbena popular.

La oración se ha centrado en tres momentos diarios (mañana, mediodía y noche) y una celebración eucarística por la tarde. Siendo el momento cumbre de estos encuentros el día del viernes dedicado a la reflexión y retiro y finalizando con la Eucaristía en honor de San Alfonso. En esta celebración los laicos que han sido aceptados por el Gobierno Provincial como Misioneros Laicos del Santísimo Redentor han tomado públicamente su compromiso delante de la asamblea. En ella, también, los Misioneros Laicos SR que estuvieran presentes han renovado su compromiso.

Estos diez encuentros han servido para estrechar lazos entre los laicos redentoristas y con los religiosos de la Congregación, formar a laicos como Misioneros Laicos del Santísimo Redentor, promocionar la puesta en marcha de grupos de laicos redentoristas, colaborar con la organización y celebración de los encuentros Scala de jóvenes adultos, reforzar la relación con el Gobierno Provincial… Resumiendo podemos decir que, desde la celebración de estos encuentros, se ha hecho realidad el sueño inicial de lograr una integración y colaboración de los laicos en la misión compartida con la Congregación del Santísimo Redentor en la provincia de Madrid.

Desde aquí nuestro agradecimiento a todos los laicos de las distintas zonas que lo han hecho posible, a los que iniciaron estos encuentros (con mención especial para Francisco Tejerizo) y al gobierno provincial encabezado por el Superior Provincial, Pedro López, que ha sabido responder con gestos concretos al reto que supone esa Misión compartida con los laicos. ¡Iniciamos una nueva década!

Rafael Junquera

MLSR

Responder