ORACIÓN 27 junio 2015

FESTIVIDAD DE NUESTRA SEÑORA DEL PERPETUO SOCORRO 

1ª LECTURA: Isaías 7, 10-14
En aquel tiempo, dijo el Señor a Acaz: -Pide una Señal al Señor tu Dios en lo hondo del abismo o en lo alto del cielo.
Respondió Acaz: -No la pido, no quiero tentar al Señor.
Entonces dijo Dios: -Escucha, casa de David: ¿no os basta cansar a los hombres, sino que cansáis incluso a Dios? Pues el Señor, por su cuenta, os dará una Señal.
Mirad: la virgen está en cinta y da a luz un hijo, y le pone por nombre Emmanuel.
Palabra de Dios.
 
SALMO: 70
ANTÍFONA: En mi aflicción, ven en mi ayuda, Señor.
A ti, Señor, me acojo:
no quede yo derrotado para siempre;
tú que eres justo, líbrame y ponme a salvo,
inclina a mí tu oído, y sálvame.
Se tú mi roca de refugio,
el alcázar donde me salve,
porque mi peña y mi alcázar eres tú.
Dios mío, líbrame de la mano perversa,
porque tú, Dios mío, fuiste mi esperanza
y mi confianza, Señor,
desde mi juventud.
Dios mío, no te quedes a distancia;
Dios mío, ven aprisa a socorrerme.
ANTÍFONA: En mi aflicción, ven en mi ayuda, Señor.
 
2ª LECTURA: Libro del Apocalipsis 12, 1-6.10
Apareció una figura portentosa en el cielo: Una mujer vestida del sol, la luna por pedestal, coronada con doce estrellas. Estaba en cinta, le llegó la hora y gritaba entre los espasmos del parto.
Apareció otro portento en el cielo: Un enorme dragón rojo, con siete cabezas y diez cuernos y siete diademas en las cabezas. Con la cola barrió del cielo un tercio de las estrellas, arrojándolas a la tierra.
El dragón estaba en frente de la mujer que iba a dar a luz, dispuesto a tragarse el niño en cuanto naciera.
Dio a luz un varón, destinado a gobernar con vara de hierro a los pueblos. Arrebataron al niño y lo llevaron junto al trono de Dios. Mientras tanto, la mujer escapaba al desierto.
Se oyó una gran voz en el cielo:
“Ya llega la victoria, el poder y el reino de nuestro Dios, y el mando de su Mesías.” Porque han derribado al acusador de nuestros hermanos, al que los acusaba día y noche ante nuestro Dios. Palabra de Dios.
 
EVANGELIO: San Juan 19, 25-27

Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María la de Cleofás, y María la Magdalena. Jesús, al ver a su madre y cerca al discípulo que tanto quería, dijo a su madre:
- Mujer, ahí tienes a tu hijo.
Luego dijo al discípulo:
-Ahí tienes a tu madre.
Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa.
Palabra del Señor.
 
ORAR CON LOS SANTOS:
“Dios te salve, María, llena eres de gracia. Tú que estás llena de gracia, concédeme una parte de ella.
El Señor está contigo. Él ha estado siempre contigo, desde el primer instante de tu existencia, pero, desde que es tu hijo, está más estrechamente unido a ti.
Bendita tú eres entre todas las mujeres. Oh, mujer bendita entre todas las mujeres, obtén también para nosotros las divinas bendiciones.
Y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. ¡Oh, bienaventurada planta, que has dado al mundo un fruto tan noble y tan santo!
¡Santa María Madre de Dios!
Oh, María, reconozco en ti, a la verdadera Madre de Dios, y doy testimonio de esta verdad, estoy dispuesto a dar mi vida mil veces. (San Alfonso Ma de Ligorio)
 
SANTOS DEL DÍA:
Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Patrona de la S.S. y de Hacienda, de los Médicos Católicos Españoles y del Cuerpo de Sanidad Militar. Santos: Cirilo de Alejandría, obispo y doctor de la Iglesia; Crescente, obispo; Zoilo y compañeros mártires de Córdoba; Aniceto, Crispo, Crispiniano, mártires; Juan, Adelino, presbíteros; Ladislao, rey; Sansón, confesor.

Sábado 27 junio 2015

Responder