REZAR EN ADVIENTO – 15 de diciembre de 2015.

Canto: Bonum est confidere in domino.

1ª LECTURA: Sofonías 3,1-2.9-13
Así dice el Señor: «¡Ay de la ciudad rebelde, manchada y opresora! No obedeció ni escarmentó, no aceptaba la instrucción, no confiaba en el Señor, no se acercaba a su Dios. Entonces daré a los pueblos labios puros, para que invoquen todos el nombre del Señor, para que le sirvan unánimes. Desde más allá de los ríos de Etiopía, mis fieles dispersos me traerán ofrendas. Aquel día no te avergonzarás de las obras con que me ofendiste, porque arrancaré de tu interior tus soberbias bravatas, y no volverás a gloriarte sobre mi monte santo. Dejaré en medio de ti un pueblo pobre y humilde, que confiará en el nombre del Señor. El resto de Israel no cometerá maldades, ni dirá mentiras, ni se hallará en su boca una lengua embustera; pastarán y se tenderán sin sobresaltos”.
Palabra de Dios.
 
SALMO  33,2-3.6-7.17-18.19.23
ANTÍFONA: Si el afligido invoca al Señor, él lo escucha.
Bendigo al Señor en todo momento,
su alabanza está siempre en mi boca;
mi alma se gloría en el Señor:
que los humildes lo escuchen y se alegren.
Contempladlo, y quedaréis radiantes,
vuestro rostro no se avergonzará.
Si el afligido invoca al Señor,
él lo escucha y lo salva de sus angustias.
Pero el Señor se enfrenta con los malhechores,
para borrar de la tierra su memoria.
Cuando uno grita, el Señor lo escucha
y lo libra de sus angustias.
El Señor está cerca de los atribulados,
salva a los abatidos.
El Señor redime a sus siervos,
no será castigado quien se acoge a él.
ANTÍFONA: Si el afligido invoca al Señor, él lo escucha.
 
LECTURA DEL EVANGELIO: Mateo 21,28-32
En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: «¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: “Hijo, ve hoy a trabajar en la viña.” Él le contestó: “No quiero.” Pero después recapacitó y fue. Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. Él le contestó: “Voy, señor.” Pero no fue. ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?»
Contestaron: «El primero.»
Jesús les dijo: «Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia, y no le creísteis; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron. Y, aun después de ver esto, vosotros no recapacitasteis ni le creísteis.»
 
PETICIONES:

  • Te pedimos por quienes creemos que eres un Dios bueno y esperamos en Ti, para que lo comuniquemos en forma de esperanza vital a quienes se sienten desanimados.
  • Te pedimos por los jóvenes que desconocen tu mensaje de esperanza, para que descubran lo importante que es tenerte como compañero en la vida.
  • Te pedimos para que la situación económica de nuestra sociedad estimule la solidaridad en nosotros y en las
    instituciones de la Iglesia.

    PADRE NUESTRO.
     
    AVE MARÍA.
     
    ORACIÓN FINAL.
    Porque nuestros proyectos se desmoronan y fracasan
    y el éxito no nos llena como ansiamos.
    Porque el amor más grande deja huecos de soledad,
    porque nuestras miradas no rompen barreras,
    porque queriendo amar nos herimos,
    porque chocamos continuamente con nuestra fragilidad,
    porque nuestras utopías son de cartón
    y nuestros sueños se evaporan al despertar.
    Porque nuestra salud descubre mentiras de omnipotencia
    y la muerte es una pregunta que no sabemos responder.
    Porque el dolor es un amargo compañero
    y la tristeza una sombra en la oscuridad.
    Porque esta sed no encuentra fuente y nos engañamos con tragos de sal.
    Al fin, en la raíz, en lo hondo, sólo quedas Tú.
    Sólo tu Sueño me deja abrir los ojos,
    sólo tu Mirada acaricia mi ser,
    sólo tu Amor me deja sereno,
    sólo en Ti mi debilidad descansa
    y sólo ante Ti la muerte se rinde.
    Sólo Tú, mi roca y mi descanso
    Javi Montes, sj

Martes 15 diciembre 2015

Responder