La Inmaculada Concepción

Génesis 3, 9-15.20. Después de comer Adán del árbol, el Señor Dios lo llamó y le dijo: «¿Dónde estás?» Él contestó: «Oí tu ruido en el jardín, me dio miedo, porque estaba desnudo, y me escondí». El Señor Dios le replicó: «¿quién te informó de que estabas desnudo?,...